La tarea de selección de Wason, o el sencillo acertijo que todo el mundo responde mal

 

acertijo Wason

¿Qué cartas habrás de voltear?

La tarea de selección de Wason es un problema de lógica que ha intrigado a los psicólogos desde hace 50 años. En realidad, es fácil acertar, pero muy poca gente lo logra a la primera.

En 1966 el psicólogo británico Peter Cathcart Wason formuló uno de los más conocidos rompecabezas psicológicos de la Historia. Hay varias versiones, pero todas son prácticamente iguales. Este es un ejemplo clásico del problema:

“Sobre una mesa se muestran cuatro cartas. Cada una tiene un número de un lado y un color del otro. Las caras visibles de las cartas muestran 3, 8, rojo y marrón. Si una carta muestra un número par por un lado, entonces la cara opuesta debe ser roja ¿A qué carta o cartas deberías dar vuelta para comprobar la veracidad de la proposición? Una respuesta que identifica una carta a la que no es necesario dar la vuelta, o que falla al no señalar una carta que sí debemos desvelar, es incorrecta”.

Anuncios

Solucionado un enigma matemático de 3.700 años

tablilla plimpton

Tablilla Plimton 322

El análisis de un texto babilónico escrito en barro hace más de 3.700 años puede haber resuelto uno de los enigmas más antiguos de las Matemáticas.

Dos investigadores australianos acaban de publicar los resultados de su estudio de Plimpton 322, una tablilla de escritura cuneiforme que data del 1.800 antes de Cristo y proviene de la antigua ciudad de Larsa, al sur del actual Irak. El texto contiene series de números ordenados en quince filas y cuatro columnas. Se piensa que son ternas pitagóricas, series de tres números que indican las longitudes de los tres lados de triángulos rectángulos.

El que es probablemente el teorema matemático más famoso del mundo dice que el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de los catetos en un triángulo rectángulo. Los estudiantes de Primaria aprenden que lo formuló Pitágoras —filósofo y matemático griego del siglo VI antes de Cristo— sentando las bases de la trigonometría, la medición de triángulos. Lo que no cuentan los libros de texto es que 1.000 años antes los babilonios ya conocían esta proposición matemática y la usaban de forma habitual, aunque nadie sabe para qué.

Leer más en EL PAIS